Blogia
filosofiayderecho

Diálogo Socrático

Extraído de la obra Critón (Platón)
Tema: La Mayoría y los expertos

- Sócrates: Mi querido Critón, tu afán ha de ser de mucho valor si lo acompaña algo de rectitud; si no, cuánto mas fuerte sea, tanto más embarazoso (será para mí). Por consiguiente, es necesario que examinemos si debe obrarse así o no. Porque en lo que a mí respecta, no sólo ahora sino siempre he procedido de modo tal que jamás he hecho caso a ninguna otra argumentación que aquella que, al reflexionar, me ha parecido la mejor. Y los argumentos que he sostenido antes no los puedo rechazar ahora porque me haya tocado mejor suerte. Por el contrario, me parecen semejantes, y los sigo respetando y estimando tanto como antes. Has de saber, pues, que si ahora no podemos argumentar mejor, no voy a darte mi consentimiento, ni aunque el poder de la mayoría de la gente nos espante, como a niños, con mas cucos que los que nos presenta ahora, en que descarga sobre nosotros prisión, pena de muerte y confiscaciones.
Ahora bien, ¿cómo examinaremos estas cosas lo mejor posible?. En primer lugar, retomando las palabras que tú decías, respecto a las opiniones de la gente. En esa ocasión, ¿dije bien o no, que debe prestarse atención a unas sí, a otras no?. ¿O acaso hablé bien antes de tener que morir, y ahora descubrimos que hablé en vano, por decir algo, pero que en realidad eran puerilidades y tonterías?. Por mi parte, Critón, deseo que examinemos en común contigo sí, en vista de que estoy en esta situación, algo (de lo dicho anteriormente) ha de parecerme diferente o sí (parece) lo mismo; y si hemos de renunciar a ello o le haremos caso.
Según creo, los entendidos en estas cuestiones han afirmado en alguna ocasión lo que acabo de decir: que, de las opiniones que emiten los hombres, hay que valorar mucho algunas, otras no. Por los dioses, Critón, ¿no te parece bien dicho?. En lo que a ti toca, en la medida de las probabilidades humanas, estás lejos de afrontar la muerte mañana y, por lo tanto, la presente circunstancia no te transtornará el juicio. Examina, entonces, ¿no te parece adecuado que se diga que no debe tenerse en cuenta todas las opiniones de los hombres, sino que algunas sí pero otras no, ni las de todos (los hombres), sino la de algunos sí, las de otros no? ¿Qué dices?. No está bien dicho?
- Critón: Sí, bien dicho.
- Sócrates: En tal caso, son las (opiniones) valiosas las que hay que tener en cuenta, o las que carecen de valor?.
- Critón: Las valiosas.
- Socrátes: Pero valiosas son las (opiniones) de los (hombres) sensatos, mientras que las de los insensatos carecen de valor.
- Critón: por supuesto.
- Sócrates: Veamos ahora el sentido en que se dicen tales cosas. El hombre que practica gimnasia y que se dedica a ello ¿presta atención a cualquier persona que lo elogia, censura y opina (sobre él), o sólo a aquel que sea médico o entrenador?.
- Critón: Sólo a éstos.
- Sócrates: por consiguiente, ha de temer la censura y complacerse con los elogios de esas únicas (personas), y no de los de los demás.
- Critón: Es evidente.
- Socrátes: De este modo, ha de obrar y practicar gimnasia, así como ha de alimentarse y beber únicamente según la opinión del asesor y experto, antes que las de todos los demás.
- Critón: Así es.
- Socrátes: Bien. Pero si desobedece al único (experto), y desestima su opinión, atendiendo, en cambio, a las palabras de la mayoría de la gente que no es experta ¿no ha de sufrir mal alguno?.
Critón: ¡Claro que sí!.
- Sócrates: Y en qué consiste este mal?. ¿A qué afectará en aquel que desobedece?.
- Critón: Al cuerpo, evidentemente; pues eso será lo perjudicado.
- Sócrates: Tienes razón. Y lo mismo con los demás casos, Critón, de modo que no necesitamos enumerarlos todos. Por consiguiente, en lo que concierne a las (cosas) justas e injustas, feas y hermosas, buenas y malas, sobre las que (trata) nuestra actual resolución, ¿debemos atenernos a la opinión de la mayoría de la gente y temerla? ¿O a la del único experto - si lo hay- es que debemos respetar y temer antes que a las de todos los demás?. Alguien a quien, si no dejamos que nos guíe, dañaremos y arruinaremos aquello que se mejora por medio de lo justo, o bien se destruye por medio de lo injusto. ¿No es así?.
- Critón: Creo que sí, Sócrates.
- Sócrates: Ahora bien; si perjudicamos aquello que es mejorado por medio de lo saludable, y lo arruinamos por medio de lo insalubre, por no hacer caso a la opinión de los expertos ¿será posible que vivamos con esto arruinado? O sea, con el cuerpo, ¿no es cierto?
- Critón: sí.
- Sócrates: ¡Y será posible que vivamos sí (arruinamos) aquello que es dañado por lo injusto, y que, en cambio, lo beneficia lo justo? ¿O acaso tendremos por inferior al cuerpo, aquello -sea lo que sea- que, en nosotros concierne a la injusticia y a la justicia?.
- Critón: De ningún modo.
- Sócrates: ¿No es, por el contrario, algo más digno de estima?.
- Critón: Mucho más.
- Sócrates: Pues entonces, mi querido amigo, no debemos preocuparnos de lo que diga la mayoría de la gente, sino sólo de lo que (diga) el experto en cosas justas e injustas, único (capaz de decirnos) la verdad misma. De modo que, en primer lugar, no es correcto lo que propones, que tengamos en cuenta las opiniones de la mayoría de la gente acerca de las cosas justas, bellas, buenas y de sus contrarios. "Pero, por otra parte", alguien podría decir, "la mayoría de la gente es capaz de hacernos perecer".
- Critón: Con toda seguridad que se dirá eso, Sócrates; es muy cierto lo que dices.
- Sócrates: Sin embargo, admirable amigo, el argumento que desarrollamos antes me parece que sigue siendo el mismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Jorge Daniel Morales Lipa -

Pienso que lo más importante de un método filosófico, y en este caso el de Sócrates, es llegar a tener conocimiento claro de un tema, y para esto Sócrates recurría a las preguntas y respuestas, pues consideraba que esta era la única forma de hacer surgir las ideas.
Pero ese juego de preguntas y respuestas debía de ser elaborado cuidadosamente pues en ellas debía ir la ironía, que es el primer paso de este método, para luego terminar con la mayéutica propiamente dicha, en la cual se extraían ideas claras respecto a un determinado tema.

Jorge Daniel Moarles Lipa -

Pienso que lo más importante de un método filosófico, y en este caso el de Sócrates, es llegar a tener conocimiento claro de un tema, y para esto Sócrates recurría a las preguntas y respuestas, pues consideraba que esta era la única forma de hacer surgir las ideas.
Pero ese juego de preguntas y respuestas debía de ser elaborado cuidadosamente pues en ellas debía ir la ironía, que es el primer paso de este método, para luego terminar con la mayéutica propiamente dicha, en la cual se extraían ideas claras respecto a un determinado tema.

areli nuñez pfoccoalata -

en cuanto a este tema yo estoy deacuerdo con lo que dijo mi companñero anteriormente en el punto en que debemos jerarquizar las opiniones teniendo en cuentea a la persona que opina , esto no es una cuestion de discriminacion pero creo yo que para hablar acerca de un tema debemos tener por lo menos algo de base de lo contrario seria mas facil para nuestro compáñero de debate hacernos caer ,por asi decirlo y hacernos ver como ignorantes.

Richard Julio López Balabarca -

Creo que las opiniones que vierten las personas aunque estas no sean peritos en la materia tratada, se debe tomar en considertacion, ya que por mas mala que nos parezca la opinion vertida esta va a traer cosigo un beneficio, estoy deacuerdo que se deben jerarquizar las opoiniones ya que es evidente la diferencia entre un especialista y una persona que desconoce el tema pero da su opinion.

ADELA PEREA MOLLO -

Como es sabido, Socrates sostenia que la verdad se encontraba en todos los individuos -y habiendo heredado la profesion de su madre, que era partera, decia que el hacia dar a luz a las ideas a traves de preguntas(que el hacia)y respuestas. Pues bien en estos dialogos se aprecia que en las preguntas(cuidadosamente elaboradas)y respuestas -aplicando la ironia y mayeutica-, van implicitas lo favorable y desfavorable,o lo que debe y no debe ser; es logico que el interrogado opte por lo que debe ser correcto. De este modo Socrates llega a confirmar lo que sostiene(convenciendo al individuo que sabe).

rosa elena condori apaza -

como sabemos para aceptar alguna proposiciòn que no este bien argumentado ya que importa lo que diga la mayoria experta en casos justos e injustos pero hay que tener en cuenta las aponiones valiosas y no las que carecen de valor y es por eso que el gobierno de Toledo esta mal porque esta mal aconsejado y no valora las opiniòn.

ROSA ELENA CONDORI APAZA -

AUNQUE ES REALMENTE LAMENTABLE LA TRAGEDIA VIVIDA POR EL TERRORISMO E INDIGNANTE COMO LA GENTE QUE NO FUE AFECTADA POR ESE REGIMEN DE VIOLENCIA PERMANECE INDIFERENTE AL DOLOR DE LAS PERSONAS AFECTADAS Y SI EN LA MEMORIA DE LOS DOLIENTES ES UN ENCUENTRO CON LA VERDAD EN HUANCAVELICA QUE LOS OLVIDADOS NO SE OLVIDAN DE NADA SI NO HUBIERA ESA MANIA DE HECHAR POR TIERRA, AQUELLO QUE NOS PARECE DIFICIL DE RESOLVER AUNQUE PAREZCA TERCAS LAS PERSONAS AFECTADAS ELLOS RECLAMAN QUE SE LES RESPETE SU DOLOR.

Tamara Marenka Romaña Salazar -

Como lo plantea este diálogo es necesario antes de considerar una opinion como cierta, considerar primero su procedencia, es decir que provenga de una persona que sepa del tema y lo domino puesto que no podemos dejar que ciertas opiniones influyan en nosotros cuando estas no tienen ninguna base racional o no provienen de una persona especialista en la materia que se desea tratar, con esto simplemente quiero decir que debemos de considerar solo las opiniones que puedan traer buenos resultados y la verdad en nosotros.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres